Hell & Heaven Metal Fest 2014

Sábado 25 de octubre, Autódromo Hermanos Rodríguez, Ciudad de México D.F.  Corona Hell & Heaven Metal Fest 2014. Puertas abiertas desde las 12 horas. Evento pago.

Filas de gente en las diferentes entradas del lugar; vistiendo como ya es habitual en este tipo de festivales, ropa negra, luciendo su melena y chaquetas de cuero. Se levantaron los escenarios para recibir a las bandas mexicanas e internacionales invitadas al festival más pesado del año.

El cielo estaba completamente despejado, el sol penetraba en las prendas de los asistentes. abuelos, padres, hijos y nietos se dieron cita para ver en vivo a sus bandas favoritas. Rostros alegóricos a sus músicos favoritos como Kiss, Rob Zombie, gorras de los Yankees, insignia de Fred Durst (Limp Bizkit), playeras de Korn, entre otras bandas que fueron descartadas a último momento.

Fueron cinco los escenarios dispuestos para el festival: Hell y Heaven Stage, pegados uno al otro; True Metal Stage, Foro Norte Stage y el New Blood Stage, que fue donde se dieron más presentaciones. Las bandas mexicanas dieron un gran show, y aprovecharon para invitar a los asistentes a apoyar la escena nacional en el festival. A decir verdad, no había escuchado ninguna de las bandas locales, pero desde Agora, quienes fueran los encargados de abrir el Hell Stage, hasta Overkill que fue precedido de Maligno, me contagié de la vibra de la tarde.

Las canas de un músico se hacen notar en cualquier escenario, no importa el género; los años de experiencia no se improvisan, esto lo demostró ampliamente el vocalista de U.D.O, Udo Dirkschneider, quien a sus 62 años sigue teniendo un registro increíble. Lo mismo con el vocalista de Overkill, Bobby Ellsworth, quien hizo gritar y emocionar al público con su agudísimo saludo“¡Hola, cabrones!”, y dio todo en el escenario, pese al sonido adverso que sufrieron durante su presentación.

El Hell Stage se lo tomaron después los canadienses Annihilator, por primera vez en México, quienes cuentan con el mexicano Oscar Rangel, bajista de la banda; todos los integrantes mostraron la casta de la que está hecho este género, el vocalista Dave Padden, y su despliegue vocal, y el guitarrista Jeff Waters, con un despliegue sublime en la guitarra.

Al caer la tarde, el Heaven Stage le abrió paso a Rob Zombie con su show del terror, abriendo con “Dead Radio City and the New Gods of Supertown”. Los seguidores de Zombie tuvieron la oportunidad de estar tan cerca de la música de esta estupenda banda que incluso Rob se bajó del escenario y todos pudieron abrazarlo y hacer de este show algo inolvidable.

Las primeras notas de “Falling Away From Me” rompieron el silencio del Hell Stage,  Korn llegó a imponerse en este festival que ya había dado grandes muestras de adrenalina.  “Freak on a Leash” se acercó mucho a la descripción de lo que fue estar en medio del público, la gente enloqueció. “Hater” una de las más recientes también fue cantada por todos, y no podía faltar una canción con la que cumplen ya dos décadas, el ya clásico “Blind”.

Las luces del Heaven Stage, se iluminaron por última vez, Limp Bizkit is in the house!. “My Way”, “My Generation” movió conciencias y sí, debo confesarlo, hice la coreografía de “Rollin”, con otro montón de gente, claramente. Fred, luciendo una barba espesa, con algunas canas y con su estilo y atuendo habitual, hizo que la gente cantara con él, se dejó llevar por la emoción del momento y se escurrió entre el público para cantar con ellos. Ni las fallas técnicas que se presentaron pudieron echar a perder esos instantes. Luego llegaron los covers de Nirvana,  Guns N´ Roses, entre otros, y la emoción no cabía en el pecho.

El frío a esta hora ya era bastante cruel. El “¡Viva México!” de Paul Stanley desató el calor en el público. Se iluminó el escenario, el rojo predominaba por doquier haciendo juego con la lengua de Gene Simmons. El show de esta legendaria banda logró por espacio de casi dos horas mantener el fuego ardiente en los corazones rockeros de los asistentes. Cervezas al aire desde “I Was Made for Loving You”, y otros temas como “Lick It Up” y “Black Diamond”, coros a ojo cerrado desde el primer momento.

La banda con más de 40 años de trayectoria sacudió el interior de todos. A los melancólicos nos dio en el punto, ahí, donde se quiebra de nostalgia y profunda alegría el alma de un amante a la música.

Finalmente llegaría el himno, “Rock and Roll All Night”, para darle fin al festival, mientras que la pirotecnia se alzaba para anunciar el cierre de un día y una noche inolvidable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s