Respiro, escucho música, vivo.

He encontrado en la música una salida, una puerta, la entrada a un centenar de emociones. Escuchándola escribí esto.

Hoy, cuando se están generando cambios drásticos en mi vida, sólo puedo ver atrás y recordar todo lo que he hecho hasta llegar aquí, el camino y las huellas que son parte de mi ahora. La fortuna de haber conocido tantos lugares, tanta gente, de haber surcado el cielo y rosado con mis manos.
Veo atrás y sonrío por haber amado tanto. Hacen parte de mi historia los labios de un amor entregado, el abrazo de un amigo, la palmadita en la espalda de los más allegados.

Aquí algunas cosas en las que he pensado en los últimos días.

Las condiciones se ponen difíciles, el horizonte en ocasiones no se puede visualizar con claridad, entonces, dejo de fijarme en mi situación en el interior y puedo notar que el universo me sonríe afuera, me hace sentir fuerte. Encuentro en un desconocido las palabras que flotaban cerca de mi cabeza y no hallaba la manera de atrapar.

Se me puede ir la vida imaginando fantasmas, imaginando el camino correcto hacia el futuro, pero todo lo que siempre habrá es lo que esté pasando ahora, además de las decisiones que tome en este momento, las que están basadas en el temor, en el miedo necio o el fascinante amor.

Todo aquello que queremos con mucha fuerza y se nos hace inalcanzable, decidimos dejarlo, ERROR. Si tan sólo concentráramos la energía que usamos para negarnos la posibilidad de un nuevo día, de un cambio, y aunque parezca ridículo nos atreviéramos a pedirlo al universo, lo tendríamos en nuestras manos.

El secreto consiste en fluir con dirección, vivir de acuerdo a la naturaleza, de compartir, “la vida es más rica compartida”. Sentirnos partícipes del gran proyecto universal. Tienes derecho de fallar en lo que no quieres, de modo que también debemos darnos la oportunidad de hacer lo que amamos.

La música de ella, de él, la mía, la nuestra, la que compartimos, la que escribimos, la que nos escriben, la que inspiramos, la música que nos trae recuerdos, la que nos anima o nos deprime, la música que nos hace escribir. Qué fiel es al aguardar hasta que la queramos tocar o dejar que nos toque.

Pura vida y música para ti que lees esto. : )

Dale play a tu canción favorita.

@MonaWhitee

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s